Category: Maritimidad en Red

El futur dels Ports de Barcelona. 26 de gener

Gràcies al treball de la Plataforma envers qui, com i per a qui s’ha de transformar el port ciutadà, s’ha obert el debat sobre quin ha de ser el futur del port-ciutat. Un debat actiu que ens toca a tots fer, per alliberar el port-ciutat del segrest al que el tenen sotmès els interessos rentabilistes de l’APB i el seu Consell d’Administració.

El debat ha començat, i aquest dissabte, juntament amb la UPC, li donem el tret de sortida per omplir el port d’activitat i usos ciutadans, que respectin la cultura marítima de la ciutat.

Esperem la vostra assistència i participació en aquesta primera jornada del dia 26

El futur dels Ports de Barcelona

El Port de Barcelona ha sofert progressives transformacions. Des de la inauguració del Moll de la Fusta a la Nova Bocana, passant pels Jocs Olímpics, Maremàgnum, World Trade Center i Edifici Vela. Aquest espai es troba en un continu mecanisme d’inauguració-decadència-reforma de la reforma. Ara, l’administració portuària proposa passar d’un port esportiu a un port de grans iots al Port Vell. Els edificis de l’entorn com el de la Delegació d’Hisenda, el Palau de Mar, entre d’altres, no tenen clar el seu ús futur. I tot això en un marc neoliberal que pretén privatitzar aquest sector de la ciutat.
Ja han passat dues dècades de la transformació positiva dels Jocs Olímpics i la conquesta del mar per part de la ciutat. El PGMB ha quedat clarament antiquat (1976- 2012). Cal una nova reflexió metropolitana per a poder repensar el futur del litoral metropolità. I des d’aquesta perspectiva analitzar la transformació de les activitats del port de Barcelona i la relació de la ciutat amb el mar.

:: 26 Gener de 2013
Centre Cívic Barceloneta. Sala Conferències
Matí: 12:00. Sessió Participativa
Tarda: Visita al Port de Barcelona

:: Dilluns 28 Gener de 2013
19h – 21:00 Taula Rodona: Les activitats marítimes i l’ús de
l’espai del Port de Barcelona
William Pegram Professor del Dep Ciència i Enginyeries
Nàutiques de la Facultat de Nàutica
Joan Guitart Director del Port Olímpic de Barcelona i
Vicepresident de la Zona Costa Barcelona de l’Associació
Catalana de Ports Esportius i Turístics (ACPET).
Francesc Gallisà Ex Assessor d’Estibadors Portuaris
Salvador Tarragó Vicepresident de SOS Monuments
a facebook

:: Dimarts 29 de Gener de 2013
19h – 21:00 Taula Rodona: Les activitats econòmiques del
Port de Barcelona i l’ús ciutadà de l’espai del Port Vell de
Barcelona.
Adolf Romagosa Gerent Marina Port 2000
Joan Alemany Doctor en Ciències Econòmiques. Historiador
del Port de Barcelona
Javier Moreno Historiador Doctor en Ciència i Enginyeria
Nàutica de la UPC

a facebook

:: Dimecres 30 de Gener de 2013
19h – 21:00 Taula Rodona: Les activitats urbanes del Port
de Barcelona i l’ús ciutadà de l’espai del Port Vell de
Barcelona.
Itziar Gonzàlez Arquitecte i Ex Regidora de Ciutat Vella
Joaquim Molins Conseller Delegat de Barcelona Regional
Mercè Tatjer Catedrática de UB, Geografía urbana i historia
urbana
Gary Mc Donogh Antropòleg, University of Pennsylvania
a facebook

:: Dijous 31 de Gener de 2013
19h – 21:00 Taula Rodona: La legislació urbanística i
portuària del Port de Barcelona i l’ús de l’espai ciutadà del
Port Vell de Barcelona.
Ferran Pons Professor de Dret Administratiu de la UAB
Jaime Rodrigo de Larrucea Cap de la Secció de Dret Marítim
del Col·legi d’Advocats de Barcelona
Pere Caralps Advocat i Ex Secretari General del Port de
Barcelona
Daniel Jiménez Schlegl Advocat
Lloc: Facultat de Nàutica, UPC BarcelonaTech
Plaça Pla del Palau, 18
a facebook

Més informació de les jornades

per apuntar-se al workshop, pots consultar la web intrascapelab.wordpress.com

 

WORKSHOP El futur dels Ports de Barcelona

Anuncis

Els estibadors de Barcelona donen suport a la Facultat de Naùtica

Suport Facultat Nàutica

ens arriba aquest escrit de suport via un veí de la Barceloneta.

Manifest de rebuig de les actuacions de l’actual equip rectoral envers la Facultat de Nàutica de Barcelona

Copiem l’acord de la Junta de Facultat del 19/12/2012

Manifest de rebuig de les actuacions de l’actual equip rectoral envers la Facultat de Nàutica de Barcelona IMG_0193

Mitjançant aquest escrit els membres de la comunitat de la Facultat de Nàutica de Barcelona volem expressar el nostre rebuig al conjunt d’accions i omissions de l’equip rectoral de la UPC envers el nostre centre en els darrers anys pels motius que exposem a continuació:

Les reiterades negatives a que la nostra Facultat pugui crear i oferir uns nous estudis d’Arquitectura Naval i el Màster que doni continuïtat als actuals estudis de Grau en Enginyeria de Sistemes i Tecnologia Naval impedeixen el nostre creixement. Considerem que aquests estudis són fonamentals pel nostre desenvolupament com a centre, no només en l’àmbit acadèmic sinó també en el científic, i que a més a més existeix una demanda real per part del sector naval-marítim-portuari i del nostre estudiantat. Actualment, es dóna la paradoxa que la UPC actua com a proveïdora d’estudiantat de segon cicle a altres universitats que ofereixen els esmentats estudis.

Les darreres actuacions de l’equip rectoral agreugen i dificulten el desenvolupament de l’FNB. Per exemple, prenent decisions que limiten l’accés de la nostra comunitat a un tercer cicle propi de la nostra àrea de coneixement o no comptant amb l’FNB a l’hora d’escollir el representant de la UPC pel nou Clúster Nàutic de Barcelona, prenent a la Facultat una oportunitat que li suposaria un impuls important en l’àmbit de la recerca i la transferència de tecnologia.

No només patim una manca d’inversions sinó també la pèrdua de TOT el patrimoni (edificis) inicial que l’FNB va aportar amb la seva incorporació a la UPC ja que actualment, l’equip rectoral es planteja un trasllat de l’FNB de la seva ubicació actual. Aquesta proposta ens fa creure que aquest trasllat només tingui com a objectiu utilitzar patrimoni per eixugar part del deute que actualment té la UPC, i no constitueixi una veritable millora ni per l’FNB ni pels estudis que la UPC ofereix en el nostre centre. Amb l’agreujant que aquestes accions incompleixen l’Article 10 dels estatuts de la UPC sobre el Patrimoni científic, tècnic, arquitectònic i industrial on s’estableix que “La Universitat Politècnica de Catalunya fomenta la conservació, la recuperació i la reutilització del patrimoni científic, tècnic, arquitectònic i industrial del país i hi contribueix.”

La proposta, no desmentida oficialment, d’un possible trasllat a Vilanova i la Geltrú, en el cas de fer-se realitat, causaria un greu perjudici pels estudis que la UPC imparteix a l’FNB ja que la llunyania del sector naval-marítim-portuari del Port Barcelona, amb les seves corresponents sinèrgies, podria fins i tot causar la desaparició dels actuals estudis, únics a Catalunya. Per tant ens neguem a qualsevol trasllat que signifiqui un allunyament del Port de Barcelona.

A més a més, la constant presa de decisions sense comptar amb l’opinió del centre i la incertesa i angoixa generades afecten greument el funcionament normal del centre i dels seus col·lectius, posant en perill el creixement que els estudis han tingut aquests darrers anys i dificultant l’estabilització de l’actual PDI i PAS vinculats al centre.

Davant del constant menysteniment de l’FNB per part de l’equip rectoral de la UPC, ens veiem obligats a rebutjar la gestió de l’equip rectoral i mostrar el nostre desacord respecte les decisions que estan perjudicant l’FNB, i conseqüentment la UPC, i ens veiem obligats a emprendre totes les accions i mesures que considerem adients per defensar els estudis del nostre centre i de la UPC com a universitat pública.

Podeu llegir més informacions aquí

Barcelona i la construcció d’un port ciutadà. Cap a un Nou Port Vell

Dilluns 12 a les 19:00 Museu Marítim

El projecte de reforma del Port Vell i la seva conversió en una Marina de luxe ha aixecat ampolles en diferents sectors, tan per la proposta, com pel procés i la forma en què s’ha dut a terme. El motius què han portat al rebuig del projecte actual són molts, i encara més són les diferents maneres en què es pot gestionar i transformar el Port Vell.

Estem en moments de canvi, però no qualsevol canvi val; per això cal fer un repàs de les transformacions que ha patit el port vell històric (ara fa 20 anys de la primera reforma), les seves conseqüències, i discutir els motius de fons que fan que l’APB decideixi tirar endavant l’actual reforma del Port Vell, enlloc d’impulsar una reforma que tingui els veïns al capdavant. Reformar el Port Vell des de la proposta ciutadana, un repte que ara mateix cal afrontar. Perquè el port és ciutat i la ciutat la construïm entre tots/es.

      Taula:

:: Camilo S. Baquero (moderador, periodista),
:: Francesc Magrinyà (Professor de la UPC),
:: Mercè Tatjer (geògrafa i catedràtica de la UB),
:: Javier Moreno (plataforma Defensem el Port Vell, historiador)

      Fila 0:

Itziar González (arquitecta); Laia Fargas plataforma defensem Port Vell); David Bravo (arquitecte); Daniel Jiménez Schlegl (advocat); Ramón Ribera Fumaz (Seminari TAIFA); Verena
Stolcke (ICA); Salvador Tarragó (SOS Monuments)

La suppression du programme “Thalassa” [français, castellano, català]

[más abajo en castellano]
[en català més abaix]

Nous sommes la Plate-forme Defensem el Port Vell ( Défendons le Port Vell) à Barcelone, un réseau associatif créé en mai 2012 par les voisins et voisines du quartier de la Barceloneta, par diverses associations citoyennes de Barcelona, des architectes, des géographes, des anthropologues, des plaisanciers, etc. pour faire face à un projet spéculatif de réforme du “Port Vell” (vieux port), projet qui veut promouvoir un modèle de ville excluant et privatisée, un modèle fondée sur la spéculation urbanistique et la privatisation de l’espace public et qui oublie l’héritage maritime.Pour plus d’informatios, nous vous prions de visiter notre blog La Télévision Catalane est en train de supprimer le programme «Thalassa» diffusé par la chaîne 33 de la Télévision Catalane.

Nous ne comprenons pas la raison de cette suppression. C’est pourquoi nous vous faisons parvenir le manifeste que nous avons rédigé à ce propos. Nous nous vous serions gré, après en avoir pris connaissance, de contribuer à sa diffusion. Par ailleurs, le 30 septembre prochain, ce manifeste sera envoyé à la Direction de la télévision catalane, TV3.

Merci de votre aide.

Amicalement,

Le Gouvernement Catalan se propose de supprimer la diffusion du programme sur la mer « Thalassa ».

La suppression du programme “Thalassa” est un geste de plus qui témoigne du manque d’intérêt du Gouvernement catalan pour la culture maritime de la Catalogne.

La direction de TV Catalogne (TVC) justifie la suppression de la diffusion du programme “Thalassa” par la nécessaire réduction des dépenses budgétaires.

En tant que personnes sensibilisées à la maritimité, nous voulons montrer notre préoccupation et notre opposition à cette décision. Ce programme autour de la culture maritime est le seul à être émis en Catalogne . Ce programme diffusé par la chaine 33 est le plus ancien programme de ce type et un des programmes de cette chaîne parmi les plus regardés.

Pendant de nombreuses années, cette émission a proposé autant de programmes élaborés en Catalogne que de programmes réalisés par la maison de production française Thalassa,une
entreprise qui non seulement produit des documentaires pour la TV mais édite aussi un magazine et des livres pour la promotion des activités culturelles en rapport avec la mer. Thalassa est toute une institution culturelle en France. La possible disparition du programme à la Télévision Catalane signifierait non seulement la suppression d’un excellent programme culturel mais aussi l’anéantissement d’un élément de diffusion de la culture maritime dans les mass media parmi les plus importants et presque unique dans notre pays.

On oublie souvent que la maritimité est un signe fondamental de la culture catalane et il faut, non seulement la défendre et l’encourager mais aussi la diffuser. Le programme Thalassa y a contribué pendant des années avec un haut niveau de qualité et de rigueur et toujours une forme agréable.

La situation actuelle de crise économique ne peut servir de prétexte pour supprimer des espaces de diffusion vitaux pour la culture maritime. C’est pourquoi nous demandons à la Direction de TV3 et de la chaine 33 qu’elle reconsidère sa décision et maintienne la diffusion du programme “Thalassa” qui contribue sans aucun doute à une télévision publique de qualité.

_________________________________________

La supresión del programa Thalassa es un gesto más de la falta de interés por parte del gobierno catalán en lo referente a la cultura marítima de Catalunya.
La dirección de TV de Catalunya pretende suprimir el programa “Thalassa”  con la excusa de los recortes presupuestarios.
Como personas sensibilizadas con la maritimidad queremos mostrar nuestra preocupación y rechazo ante esta decisión.
El programa “Thalassa” es el único que existe sobre la cultura marítima que se emite en Catalunya. Se trata del programa dedicado a la cultura marítima más veterano y uno de los más vistos del Canal 33. Durante años, su programación contenía programas elaborados en Catalunya, así como otros de la productora gala “Thalassa”, un grupo de editor que, junto a los documentales para TV, también sostenía una revista, publicación de libros y promoción de actividades culturales relacionadas con la mar.
“Thalassa” es toda una institución cultural en Francia.


La posible desaparición del programa “Thalassa” en  TVC significará no tan sólo la supresión de un excelente programa cultural, sino la aniquilación del elemento de difusión de la cultura marítima en los mass media más importantes, y casi único, de nuestro país.
A menudo se olvida que la maritimidad es un rasgo fundamental de la cultura catalana, y como tal no sólo hay que defenderla y fomentarla, sino también divulgarla. El programa “Thalassa” ha contribuido a este objetivo durante años con un alto nivel de calidad, rigor y siempre de forma amena.


La situación actual de crisis económica no puede ser excusa para suprimir espacios de difusión vitales para la cultura marítima.
Por ello, se pide a la dirección de TV3 y el canal 33 que reconsidere su decisión y se mantenga la emisión del programa Thalassa, ya que contribuye a tener una televisión pública de calidad.

__________________________________________________________

La supressió del programa Thalassa és un gest més de manca d’interès per part del govern català pel que fa a la cultura marítima de Catalunya.
La direcció de TV de Catalunya pretén suprimir el programa “Thalassa”  amb l’excusa de les retallades pressupostàries.


Com a persones sensibilitzades amb la maritimitat volem mostrar la nostra preocupació per aquesta decisió.
El programa “Thalassa” és l’únic que existeix sobre la cultura marítima i que s’emet a Catalunya. Parlem del programa dedicat a les qüestions marítimes més veterà i un dels més vists del Canal 33. Durant anys, la seva programació contenia programes elaborats a Catalunya, així com uns altres de la productora gal·la “Thalassa”; un grup d’editor (¿?) que, al costat dels documentals per TV, també sostenia una revista, publicació de llibres i promoció d’activitats culturals relacionades amb la mar.



“Thalassa” és tota una institució cultural a França.La possible desaparició del programa “Thalassa” en TVC significarà no tan sols la supressió d’un excel·lent programa cultural, sinó l’anihilació de l’element de difusió de la cultura marítima en els mass media més important, i gairebé únic, del nostre país.

Sovint s’oblida que la maritimitat és un tret fonamental de la cultura catalana, i per tant no només cal defensar-la i fomentar-la, sinó també divulgar-la. El programa “Thalassa” ha contribuït a aquesta obstinació durant anys amb un alt nivell de qualitat, rigor i sempre de manera amena.



La situació actual de crisi econòmica no pot ser excusa per suprimir espais de difusió vitals per a la cultura marítima.

Per això, es demana a la direcció de Tv3 i del canal 33 que reconsideri la seva decisió i es mantingui l’emissió del programa Thalassa, ja que contribueix a tenir una televisió pública de qualitat.




De la Maritimidad II

De la Maritimidad

-II-

El patrimonio marítimo se construye y se reconstruye sin cesar,

en función de los proyectos de los grupos sociales y de las instancias responsables de su conservación,

de su rehabilitación, de su promoción.

(Françoise Peron. El Patrimonio Marítimo.)

Ante los espacios vacíos de la zona portuaria en desuso, los llamados “agentes sociales” se suelen movilizar reivindicando nuevos usos de tales espacios de acuerdo a sus intereses. Promotores inmobiliarios, inversores, empresarios del sector turístico, ciudadanos, vecinos, representantes políticos elegidos… todos reclaman para sí, el uso del frente marítimo liberado de sus antiguas funciones portuarias.

En general, las estrategias de cada grupo giran alrededor de tres aspectos:

  • El turismo como solución a las inquietudes que plantea el desempleo

  • La renovación urbana y los intereses inmobiliarios

  • Reforzar la identidad marítima de la ciudad


Sin ánimo de ser exhaustivos, se puede decir que en la recalificación portuaria se han desarrollado dos modelos: el modelo americano de Estados Unidos y el modelo europeo, particularmente el desarrollado en Francia.

El modelo americano

El modelo americano se caracteriza por una desafección por el centro urbano. En él, los terrenos industriales y portuarios obsoletos, ofrecen la posibilidad excepcional de creación de un nuevo centro que raramente se integra orgánicamente con las zonas circundantes. En EEUU los proyectos de recalificación de los espacios portuarios se basan en la creación de una nueva zona de función lúdica, comercial y de negocios,con poca o ninguna relación con los barrios circundantes. Se trata esencialmente de espacios recreativos, destinados prioritariamente a hombres de negocios, a turistas y a una larga clientela regional que busca «safaris de ocio» (Gravari-Barbas, 2002)

Los frente marítimos se convierten pues, en la vitrina de una ciudad que busca una nueva imagen: los World Trade Center, palacio de congresos, acuarios, hoteles , marinas y salas multicines e Imax se construyen alrededor del ineludible centro comercial lúdico imaginado por los promotores inmobiliarios.

El paso del puerto productivo al puerto dedicado al consumo de ocio, y de actividades culturales (pero de consumo al fin y al cabo), ha sido en efecto, perjudicial para el patrimonio portuario, condenado, en adelante a una especie escenografía aséptica, vacía de sentido. (Gravari-Barbas, 2002).

El modelo francés

Diversos proyectos desarrollados en Francia (Marsella, Dunkerque, Lorient, Saint Nazaire…), integran, cada uno a escalas diferentes, la reflexión sobre la recalificación portuaria en un proyecto urbano más general (proyecto Ciudad-Puerto a Saint Nazaire, Proyecto Ciudad-Mar en Lorient, proyecto Euromediterrráneo en Marsella, etc.) . Esta aproximación a la reconversión de los espacios portuarios pretenden crear verdaderos barrios urbanos más que barrios vitrina de función turística.

En este contexto, cobra vital importancia la participación de las asociaciones ciudadanas por el papel que juegan en la sensibilización y promoción del patrimonio marítimo ante el público.

Estas asociaciones, además participan en la toma de conciencia colectiva de los valores propios del patrimonio marítimo tanto desde un punto de vista histórico, social, técnico, como estético.

Son creadoras de movimientos de opinión y de movilización que interpelan a los socios públicos y actores económicos sobre las acciones a poner en marcha para la salvaguarda de la maritimidad de los proyectos que les afectan (Decaux, 2002). Tanto es asi, que se puede decir sin miedo a equivocarnos que, desde los años 80 del siglo pasado, gracias a la participación de las asociaciones ciudadanas, la noción de maritimidad se ha impuesto como una categoría dominante de la vida cultural y de las políticas públicas.

No obstante, esta vía en la recuperación de los viejos espacios portuarios, no esta exenta de problemas. Pasado un cierto tiempo, se detectaron inconvenientes , dificultades en la gestión, en las acciones e intervenciones. Y sobretodo se puso de relieve la relación difícil y compleja entre patrimonio y turismo. El término «maritimidad» se puso en primer plano precisamente con este propósito. Los ediles deseaban pues presentar al público un conjunto de actividades relacionadas de cerca o de lejos con el mar, para crear los empleos que el traslado (o pérdida) de las funciones portuarias habían destruido. Se pensaba que el patrimonio atraería el turismo.

Pero posteriormente se ha visto que el turismo pude provocar una cierta trivialización del patrimonio, llegando a veces a reducirlo a un mero escenario folclórico. Se constató que el público prefiere la diversión a la autenticidad.

Nuevos retos se siguen planteando en la reconversión de zonas marítimas que habían perdido su uso clásico.

Conflicto social y democracia

Un complejidad añadida al modelo francés es que no hay que olvidar que la construcción de un patrimonio no excluye las relaciones de fuerza, abiertas o enmascaradas entre grupos sociales. Y esta complejidad se acrecienta si se tiene en cuenta – como se ha dicho más arriba -, que, en general, el modelo francés de recuperación de espacios marítimos se integra en proyectos más amplios de transformación urbana que afectan a la ciudad en que se hallan tales espacios.

El urbanismo – y concretamente los planes de urbanismo -, es la expresión de un conflicto de poderes y las luchas que genera tal conflicto atañen a más o menos grupos sociales, según sea la calidad democrática de la sociedad, quedando una menor o mayor parte de los ciudadanos al margen, y sólo le será dado soportar los efectos de las decisiones que el plan de urba nismo implique (Beringuier, 1974).

La urbanización, la proyección geográfica de la urbanización, será el resultado de tales luchas entre clases y grupos sociales, de tensiones en el interior de estos grupos y de antagonismos entre individuos (Beringuier, 1974).

Como consecuencia de esas luchas, se puede constatar, en este tipo de proyectos de recuperación de espacios portuarios, una incapacidad de los diferentes actores para encontrar un consenso alrededor de un proyecto que responda a los deseos de todos los participantes. Quizá esa debería ser la función de las autoridades públicas: suscitar y alentar ese consenso (Barzman, 2002).

Cuestión que parecen tener asumida los representantes municipales elegidos en Francia: Somos responsables de hacer de tal manera que las cosas vayan para adelante, que no haya contradicción entre el hecho de sostener acciones patrimoniales y el hecho de trabajar sin descanso para la creación de nuevas estructuras para adaptar, modernizar, transformar las economías y las sociedades litorales dentro un cuadro regional, nacional y europeo...1

A modo de conclusión

La reflexión plural que se plantea con la maritimidad esta ciertamente centrada en el patrimonio marítimo, sus actores, sus dinámicas, sus funciones a veces contradictorias, cuestiones sociales todas ellas candentes que no hay que dudar en plantear, en reformular, empezando de nuevo cien veces si fuera necesario, si se quiere evitar que los individuos, junto con su pasado, sean sometidos a una condición cada vez más deshumanizada en el nombre de una adaptación a los imperativos de un modernismo mal comprendido que se traduce en su esclavización a una obsesión técnico-económica invasora (cuya lógica no es más que la de su propio desarrollo) o el repliegue defensivo sobre un pasado mitificado. (Peron, 2002)

Referencias

Barzman, John. (2002). Qui s’interèse par le patrimoine portuaire et maritime. Le cas du Havre a Peron (2002) Le Patrimoine Maritime.

Beringuier, Christian. (1979). Urbanismo y práctica política. Barcelona

Decaux, Alain. (2002). Le patrimoine culturel maritime et côtier et l’action associative a Peron (2002) Le Patrimoine Maritime.

Gavari-Barbas, Maria. (2002). La ville portuaire festive a Peron (2002) Le Patrimoine Maritime.

Peron, Françoise. (Directora). (2002) Le Patrimoine Maritime. Construire, trasmettre, utiliser, symboliser lés héritages maritimes européens. Rennes,

1Parlamento de apertura del Coloquio Internacional Patrimonio Marítimo 2000 por el alcalde de Brest, M. Pierre Maille. Las participaciones en el coloquio se recogen en Peron (2002).

De la Maritimidad I

De la Maritimidad

-I-

Recorre el muelle un bullicio de llegada próxima,

empiezan a llegar los primitivos de la espera,

ya se agranda y se ve claro a lo lejos el paquebote de África.

He venido aquí a no esperar a nadie,

a ver a los demás esperar,

a ser todos los demás esperando,

a ser la esperanza de todos los demás.

(Álvaro de Campos. Poesías)

Podríamos decir que la maritimidad surge de un vacío y de la lucha, tras su descubrimiento, por llenarlo.

Como es bien sabido, los viejos puertos integrados en el corazón de las ciudades que les vieron nacer, perdieron, a partir de cierto momento, su capacidad de acoger a las nuevas flotas como consecuencia de las transformaciones tecnológicas de los buques, tales como el aumento de esloras y calados.

Los puertos desplazaron sus zonas de atraque y logísticas costa arriba o costa abajo en la vecindad de las ciudades portuarias. Los muelles y dársenas de los viejos centros portuarios quedaron vacíos y solitarios.

Posiblemente fue ante esta situación que determinados estudiosos se sorprendieron al descubrir esos espacios vacíos, a lo cuales, muy probablemente, apenas les habían prestado atención anteriormente.

Así, y caricaturizando un poco la situación, podríamos decir que los urbanistas empezaron a preguntarse si los espacios portuarios abandonados podían ser considerados espacios urbanos o no; los arquitectos, por su parte, empezaron a discutir si los edificios que ocupaban los muelles tenían valor arquitectónico o no; los geógrafos se interrogaron sobre si los viejos territorios portuarios abandonados – ahora carentes de función -, debían ser considerados un espacio geográfico o no; los antropólogos, en fin, se preguntaron sobre quién había habitado aquel escenario de adoquines, ladrillos y mar, que relaciones sociales se habían establecido, que jerarquías, en suma, que valores habían regido aquella sociedad, ahora desaparecida.

Es también posible que, ante tantas preguntas complejas y dispares, los estudiosos antes citados dieran un paso atrás y quisieran tener una perspectiva más general de aquel nuevo espacio o territorio vacío que aparecía ante sus miradas. Ante tanto árbol, era recomendable alejarse y mirar el bosque.

¿Era posible encontrar un nexo entre el puerto, los almacenes y depósitos, las dársenas, los buques que allí habían atracado, las actividades que allí se desarrollaron, las personas y colectivos que las habían ejercido y las relaciones que en este territorio se habían establecido?

Al parecer, dieron con una respuesta afirmativa a tal pregunta. Vieron que el mar, de alguna manera, era el elemento común que lo relacionaba todo. El mar había dado sentido a las dársenas, a los barcos, a los depósitos y almacenes, a las personas y colectivos sociales cuyas vidas habían girado alrededor de todos esos elementos.

¿El mar? se preguntará usted, amable lectora o lector. ¿Ese líquido salado, a menudo oleoso y siempre oscuro que bate sin cesar los muelles.

En cierta manera, se podría afirmar que, al haber mar, se creó un puerto. Al haber un puerto vinieron barcos. Y con estos llegaron marineros. Y se establecieron pescadores. Alrededor de los barcos surgieron carpinteros, calafates, veleros… Al puerto acudieron los mercaderes de la ciudad para comerciar con tierras lejanas. Y construyeron almacenes, depósitos, lonjas, casas de contratación…

En resumen, surgió un territorio que contenía un mundo en claro contraste con el mundo urbano y rural tradicional. Un mundo abierto a otros horizontes, con sus valores, saberes y lenguajes que poco, o nada, tenían que ver con los de la sociedad urbana o rural.

Y tras cientos – sino miles – de años de existencia, ese mundo desapareció del territorio que hasta entonces le había sido propio: el viejo puerto insertado en el corazón de la vieja ciudad.

Así pues, el mar había hecho posible esa secular creación de dársenas, muelles, depósitos, tráficos, barcos, personas, culturas, costumbres, saberes, oficios, valores… Un patrimonio físico y cultural, a menudo milenario, siempre ingente.

En consecuencia, aquellos estudiosos de que hablábamos al principio, dieron en llamar maritimidad al estudio de ese patrimonio, a su puesta en valor, al análisis de las relaciones de ese patrimonio con la ciudad que lo rodea, al estudio de los actores que en ese espacio actuaron y de sus relaciones…

La idea de maritimidad se encuentra pues en el corazón mismo de una realidad socio-cultural en la cual están estrechamente imbricados las nociones de transmisión, de memoria, de historia, de territorio, de identidad, de tiempo, en incluso, de lo sagrado (Peron, 2002).

Referencias:

Peron, Françoise, Directora (2202). Le Patrimoine Maritime. Construire, trasnmêtre, utiliser, symboliser les héritages maririmes européens. Presses Universitaires den Rennes.

http://atlas-transmanche.certic.unicaen.fr/fr/

http://www.sebastienfagnen.com/?p=55

http://echogeo.revues.org/12191

“La maritimidad de Barcelona” espacio en construcción

Viernes 22 de junio, 19:00. salón de actos de la Facultat de Naútica

(Plà de Palau, 18)

Espacio en construcción dirigido por Javier Moreno (historiador marítimo, bloguer, y más)

En octubre de 1991, un grupo de estudiosos –geógrafos, antropólogos,…-, se reunió en la Universidad parisina de la Sorbona para reflexionar sobre la situación en que se encontraba la relación de la sociedad francesa con el mundo marítimo dada la importancia de la misma. Para avivar el debate emplearon un mecanismo muy eficiente. Transformaron el término utilizado en economía “maritimización” en el neologismo “maritimidad” y, tras definirlo con una cierta flexibilidad, lo utilizaron como detonante de la discusión. Los frutos fueron muy positivos y se publicaron en un libro titulado “La maritimité aujourd’hui” en 1996.
Ya hace años que en Francia se utiliza el criterio de “maritimidad” como referente en los análisis de los planes de todo tipo que afectan al litoral Dada la situación en la que nos encontramos en Barcelona en estos momentos, podría ser muy interesante la incorporación de dicho concepto a nuestra reflexión.
El objetivo de la reunión del día 22 es valorar de forma colectiva si merece la pena tal empeño.